San Francisco es el mayor centro habitado de la isla con su casco histórico y la iglesia fortificada, escenario de distintos eventos y fiestas locales. Muy animado por la mañana con puestos de mercadillo, tiendas, bares y locales especializados en excelentes desayunos, punto de encuentro para todos.

San Fernando es el punto de referencia del movimiento hippy de los años sesenta, un pequeño centro con locales históricos e intensa vida nocturna. También en San Fernando, en la plaza de la iglesia, tienen lugar divertidos eventos.

Es Pujols es el centro habitado en el que se halla la mayor concentración turística y el único que se extiende hacia el mar. Con un hermoso paseo marítimo, una playa con todos los servicios, restaurantes, bares, locales nocturnos y discotecas, Es Pujols es sin lugar a dudas el punto de mayor diversión.

La zona de La Mola, la más elevada, brinda, además de la posibilidad de visitar el mercadillo hippy (todas las semanas), una vista panorámica desde un alto y sugerente acantilado. Desde aquí se puede observar el lento ondear del mar iluminado por los largos destellos del majestuoso faro y la salida del sol de cada nuevo amanecer. Imprescindible.

La diversión en Formentera consiste sobre todo en reunirse para tomar un aperitivo en las distintas playas y disfrutar después de la vida nocturna en los pueblos o en las playas.